2 comentarios

  1. No sé lo que le sorprende del éxito viral de ese huevo, y por qué lo enmarca en el sufrido topos del surrealismo y el absurdo.

    Es un huevo perfecto, con forma y textura de huevo ideal y, por lo tanto, sumamente atractivo para la socrática mente humana. Por lo demás, aturde esa inquitante incógnita de cómo el artista consiguió mantenerlo en su perfecta verticalidad, cuestión que, como es sabido, perturba a la humanidad desde los tiempos de Colón.

    Usted, querida Susana, parece escandalizarse por todo. Disfrute de ese bello huevo como hacemos los demás y déjese llevar por la corriente.

    P.S. Le aconsejo que no abuse de hipérboles, adverbios y adjetivos, tan demoledores para la calidad literaria.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s