De la interesante conferencia TED de la periodista Marta Peirano me quedo con una  de sus reflexiones: “tenemos que poner cortinas en nuestras casas, sin esperar a que nos las pongan por fuera”. Con independencia de las obligaciones de nuestros gobiernos de garantizar los derechos fundamentales del honor, intimidad personal y familiar, y de privacidad en el mundo online debemos preguntarnos ¿dónde empieza nuestra responsabilidad en todo esto?, ¿qué estamos haciendo para proteger nuestra intimidad?, y sobre todo, ¿somos responsables de que se haya originado esta sociedad vigilada y controlada?.

Nuestra afán de consumo, nuestra tendencia a la satisfacción inmediata de nuestras necesidades,  a que me garanticen mi seguridad ante todo, el miedo a sufrir, a padecer enfermedades, a la delincuencia, etc., todo esto es lo que ha llevado a que estemos mandando un mensaje claro a nuestros gobiernos: soy “feliz” cuanto más seguro/a estoy, y no me importa si está por encima de otros derechos o libertades.

Es significativa los resultados de  una encuesta nacional realizada por el portal tecnológico Techcrunch, en la que se señala que el 54% de los estadounidenses está de acuerdo en que la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) viole su privacidad e incluso intervenga sus llamadas o acceda en forma secreta a sus teléfonos móviles, si el objetivo es luchar contra el terrorismo (seguridad).

Esto me ha llevado a recordar tres libros de obligada lectura y que ya anticipaban, en los años 30 y 40, las consecuencias negativas de una sociedad cada vez más industrializada y tecnológicamente avanzada, vigilada y controlada por los gobiernos: “Un Mundo Feliz” de Aldous Huxley (1932), “1984” de George Orwell (1949) y “Fahrenheit 451” (1953) de Ray Bradbury.

Los tres libros describen una sociedad controlada, vigilada, y manipulada por el estado a cambio de una falsa “felicidad” basada en la seguridad absoluta y en la ausencia de dolor, enfermedades, sufrimientos…donde la intimidad, privacidad, la libertad de expresión y de pensamiento no existen. Una sociedad que no se cuestiona nada y que acepta lo que el “Big Brother”( El Gran Hermano de Orwell) determine.

No es difícil detectar un paralelismo entre estos mundos descritos literariamente y nuestra sociedad actual. Una sociedad donde se manipula la información y se practica la vigilancia masiva y, en muchas ocasiones, la represión política y social.

matrix-1735640_1920

Esto me lleva a pensar que las excesivas limitaciones normativas a las posibles violaciones a nuestra privacidad en Internet puede ser la excusa perfecta para que los estados y gobiernos generen un sistema de almacenamiento, supervisión y vigilancia de nuestros datos personales y de nuestros hábitos para mantenernos bajo su control. Tan criticable es la comercialización de nuestros datos personales por las grandes compañías de Internet como su uso con fines políticos y policiales por parte de los gobiernos que se están aprovechando de los avances tecnológicos de aquéllas. Te limito pero a la vez uso tus tecnologías e infraestructuras para otros fines gubernamentales. Todo muy hipócrita, ¿no creéis?.

De ahí la importancia de que la ciudadanía tome conciencia de esta situación y no deposite toda la responsabilidad en “los/as que mandan”. Se debe garantizar por los diferentes estados nacionales e internacionales unos mínimos necesarios pero un exceso de control puede volverse en nuestra contra. Si hablamos continuamente que en ámbito del marketing online el/la consumidor/a ha dejado de ejercer un papel pasivo para ser protagonista central, generando contenidos e información, opinando y participando activamente en las conversaciones (prosumer),  ¿por qué no se puede trasladar este mismo protagonismo en el ámbito de la privacidad y seguridad?.

Existe la suficiente información online para que los/as internautas actúen sin esperar a que nos proporcionen una seguridad predeterminada y condicionada a unos intereses que nada tienen que ver con garantizar nuestra privacidad. Y si esa información es insuficiente, generemos y construyamos juntos/as las condiciones para que así sea.

Susana_luque_logo_03_black

Sobre el Autor Susana Luque

Impulsora de Marketing Digital. Hago hablar a tu marca en el mundo digital para que enamore en el mundo real.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s